Las actividades del sector cultural y creativo quedan habilitadas para funcionar sin pico y cédula y siguiendo los protocolos de bioseguridad.

Gracias al Decreto Distrital 207 se permite la reapertura de salas de cine y teatros, siguiendo los protocolos de bioseguridad, los asistentes deben portar tapabocas y el aforo máximo es de 50 personas, las empresas culturales interesadas en la reapertura deben inscribirse en el portal Bogotá de la Alcaldía Mayor, en la sección Reactivación económica.

Tras meses de cierre el sector cultural ha sido uno de los más afectados por la crisis socioeconómica provocada por la COVID-19. Los artistas han solicitado respaldo del Estado y el apoyo para reactivar sus oficios. El arte es la fuente de ingresos de los gestores culturales, pero, además, es la compañía que los ciudadanos han tenido en tiempos de aislamiento, incertidumbre y distanciamiento social.

Los establecimientos deben garantizar el distanciamiento físico entre las personas, así como los espacios para la desinfección e higiene. Los asistentes deben portar tapabocas, y los trabajadores, además de las demás medidas, deben usar caretas de protección, no tendrán pico y cédula para la comercialización de sus productos, ni para la prestación de servicios o contacto con el público, pero sí, deben evitar aglomeraciones y garantizar el distanciamiento físico, dentro y fuera del establecimiento.

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: El Espectador