Con la llegada de la pandemia y el aislamiento preventivo ordenado por el gobierno nacional, se dio el cese inmediato de todas las operaciones de transporte público en el departamento de Cundinamarca, como una estrategia para frenar el avance del virus en todos los municipios de la región.

Por tal motivo uno de los sectores más afectados en materia económica ha sido el de los transportadores ya que muchos han perdido sus empleos y se han quedado sin ingresos económicos.

Después de 4 meses con el servicio de transporte cerrado, y en aras de realizar una reactivación gradual de la economía, las administraciones municipales de Fusagasugá, Silvania y Granada se reunieron en días recientes para acordar los protocolos de bioseguridad y así evitar contagios de coronavirus

De tal manera que, los mandatarios dieron el visto bueno para la reapertura del transporte público en estos municipios que inicia este lunes 27 de julio como plan piloto, cabe aclarar que puede estar sujeto a cambios, dependiendo de la tasa de contagios de coronavirus en los municipios.

Información tomada de la alcaldía de Fusagasugá.

Escrito por Jonathan Torres.