Nelson Fuentes, un estudiante de ingeniería mecatrónica de 21 años, temé por su vida ya que no solo perdió el ojo derecho, sino que asegura, estar siendo asechado por las autoridades.

El pasado dos de mayo, en medio de manifestaciones presentadas en el municipio de Facatativá, y luego que el alcalde Guillermo Aldana, ordenara el retiro de la Policía de las calles; le dispararon con una granada aturdidora al joven ocasionándole la perdida total del ojo derecho.

“Yo estaba completamente distraído, siento que empiezan a lanzar granadas, se pone densa la situación y sentí que venía un disparo para mi”. Afirmó Nelson para Noticias Uno.

El joven recibió primeros auxilios de sus compañeros, pero por la gravedad de su estado de salud, fue trasladado al Hospital San Rafael de Facatativá, donde los doctores le confirmaron lo que suponía; la pérdida de visión.

Hasta este momento Nelson no había hecho su historia pública debido a la incertidumbre que le genera una represaría por parte de algunos uniformados que según su testimonio lo asedian cerca de su vivienda. Además, asegura que, como él, existen más casos en Facatativá que no han sido denunciados por temor.

Información de: Noticias Uno.