En el Coliseo del municipio La Palma Cundinamarca, el presidente Juan Manuel Santos y el Gobernador Jorge Emilio Rey, entregaron títulos de propiedad de tierras a las familias que padecieron la violencia y fueron desplazadas, además, visitaron el predio de una familia campesina restituida.

Fueron 78 hectáreas las que entregaron, recursos para proyectos productivos y subsidios de vivienda a familias campesinas que padecieron el conflicto armado en esta región del país. De estos procesos de formalización que ya están en marcha en Cundinamarca, 2.484 estudios jurídicos se han concretado en Chocontá, Manta, Guachetá, Sesquilé, Villapinzón, Anapoima, Apulo y La Mesa, en tanto que otros 621 se encuentran en trámite.

Una de las familias beneficiadas fue la de Óscar Emilio Useche y sus tres hijos, quienes fueron desplazados de sus tierras el 5 de julio de 1999 y durante años recibieron amenazas de los paramilitares. La Unidad Restitución de Tierras –UTR-, entregó recursos por $26.000.000 para implementar un proyecto ganadero y les deja ingresos mensuales de $1.500.000. Además la familia adelanto la siembra de 5.000 matas de café y 1.000 matas de plátano.