La contraloría ordena inspeccionar a la institución por fallas en millonaria plataforma virtual en época de pandemia.

Foto: kienyke.com

Luego de que el periódico el TIEMPO expusiera el caso, se empezó una vigilancia al Sena por parte de los funcionarios de las delegadas de participación ciudadana e inclusión social de la contraloría, pues a pesar del reconocimiento que le hizo su director Carlos Mario Estrada, a la plataforma, la comunidad educativa expone que por las fallas presentadas el proceso académico virtual tuvo retrasos el año pasado.

Dicha herramienta virtual se llama Territorium y se contrató en 2019 por 30.000 millones de pesos. Aunque la empresa contratista aseguró que el pleno funcionamiento de esta estaría listo en el 2020, a 20 de abril de ese mismo año sólo el 74% estuvo operando de manera óptima.

El sindicato del Sena, Sindesena, ha manifestado su preocupación e inconformidad al director de la institución. “El caos por el que atraviesa el Sena, exige una exhaustiva revisión, decisiones y ajustes en procura de resolver la crítica situación; pero lamentablemente su administración ha hecho caso omiso a nuestros planteamientos, denuncias y por el contrario cada día se profundiza más la problemática, sin que se avizoren soluciones de fondo”, consigna Sindesena en uno de sus informes. 

Los beneficiados y ahora afectados con esta plataforma son casi 8 millones de estudiantes de todo el país. Por el momento el caso está bajo materia de investigación.

Redacción: Laura Ramírez