Un incremento del 92% del presupuesto para las víctimas del conflicto armado en Cundinamarca en 2018 fue anunciado  por el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, en el marco del segundo Comité Territorial de Justicia Transicional, y con el cual se busca ampliar y fortalecer las acciones encaminadas a la asistencia, atención y reparación integral a la población víctima del conflicto.

En cumplimiento de la política pública de víctimas, el departamento ha desarrollado estrategias para garantizar el acceso a la educación superior, la destinación de recursos específicos para el municipio de Topaipí y la entrega del Centro Regional de Atención a Víctimas en Viotá.

Este Comité Territorial fue el espacio para el abordaje de diferentes temas, entre ellos los relacionados con el cumplimiento del Plan de Acción Territorial (PAT), que benefició a 179.471 personas víctimas del conflicto armado interno, que según la Red Nacional de Información (RNI) residen en Cundinamarca.

Se han emitido 82 sentencias, de las cuales 62 le fueron notificadas al departamento. A través de las secretarías Jurídica y de Gobierno se articularon acciones para conformar el subcomité de tierras, en el cual se establecen los lineamientos para garantizar el cumplimiento de los fallos.

Cerca de 1.000 ayudas humanitarias han sido entregadas en el marco de la transicionalidad y se garantizó el funcionamiento de los Comités Municipales de Justicia Transicional. También se han realizado jornadas para la reconstrucción del tejido social y oferta institucional en los territorios.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca