El programa Yo protejo ¡Agua para Todos!, es una alianza entre la Gobernación de Cundinamarca, las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR Cundinamarca, Corpoguavio, Corporinoquía, y el Fondo Patrimonio Natural, que suman esfuerzos para trabajar por agua disponible y limpia para las comunidades cundinamarquesas.

A través de un trabajo articulado entre la Secretaría del Ambiente departamental con el programa que apoya de Yo Protejo ¡Agua para Todos!, ocho familias guardianas del agua del municipio de Machetá, protegen los ecosistemas de los que dependen 1.486 personas de este territorio, de las veredas Resguardo Alto, San Bernabé y San Isidro Alto, que tienen zonas que hacen parte del complejo de páramos de Chingaza y de lugares como la Reserva Forestal Protectora El Frailejonal.

La gran variedad de recursos naturales que hacen de este municipio un lugar excepcional, muestra de eso son los páramos y bosques húmedos en los que se encuentran especies emblemáticas como frailejones, gaques, sietecueros y musgos que a su vez son hogar de una gran diversidad de aves, mamíferos, reptiles y anfibios, además de ser rico en humedales y nacimientos de agua, diversidad que guarda una conexión vital con la salud de ríos y quebradas, de las que depende el bienestar de todos los machetunos.

Estos “Guardianes del Agua”, son personas que decidieron proteger y recuperar bosques, páramos, nacederos y quebradas, para que disminuyan los derrumbes, las inundaciones y la escasez en épocas de sequía. Los guardianes del agua de Machetá trabajan día a día para lograr un equilibrio entre las actividades del campo y la conservación de los territorios de los que depende el agua del municipio, demostrando que el cuidado de las fuentes hídricas puede ir de la mano del desarrollo rural trayendo grandes beneficios para todos.

Tomado de Prensa Cundinamarca