El nuevo colegio Pablo VI avanza para convertirse en una realidad. Para la administración más que una obra, es dejar al servicio de la comunidad educativa una infraestructura moderna, amplia, amigable y cómoda que va a mejorar la calidad en la educación.