Producto de una iniciativa pedagógica entre la Universidad de Cundinamarca y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, se lanzó en Girardot la guía para tratar los lodos generados en estaciones de servicio, una alternativa de bajo costo que permitirá disminuir la contaminación que los hidrocarburos derivados del petróleo, generan en la ciudad constituyéndose en un residuo peligroso para el medio ambiente.

Según el Ministerio de Minas y Energía, solo entre 2012 y 2016, Cundinamarca pasó a tener 359 estaciones de servicio en sus municipios, ubicándose de quinto entre los departamentos del país con mayor cantidad de estas estaciones, razón a la que se le sumó la preocupación de dos estudiantes de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Cundinamarca, quienes identificaron la disposición de este tipo de desechos en lotes baldíos y fuentes hídricas de la región.

Carlos Gutiérrez, Director del grupo de investigación de la CAR, explica que esta guía implementa una “tecnología más amigable con el medio ambiente, que permitirá la degradación de hidrocarburos, convirtiéndolos en compostaje, que a su vez reduciría los costos de las estaciones de servicio, que en la actualidad pagan a terceros por la recolección de los desechos”.

La publicación presentada en el marco de un encuentro entre administradores de estas estaciones en Girardot, se socializó previamente en el Congreso Nacional de Investigación e Innovación Ambiental, realizado el pasado mes de mayo en Bogotá y se convertirá en el primer artículo científico que la CAR generará en términos técnico – científicos.

Por su parte las estudiantes Paola Andrea Castaño y Lucely Paola Rodríguez, promotoras de esta iniciativa, esperan que en un corto periodo se pueda masificar esta nueva alternativa para dar un tratamiento adecuado a los lodos de las estaciones.

Tomado de: Sala de prensa CAR