Si le han ofrecido predios con la expectativa de realizar alguna construcción en esta hermosa y privilegiada zona de Bogotá, o recreación como fogatas y deportes a motor, tenga cuidado ¡no se deje engañar! estas actividades, entre otras, están prohibidas en los Cerros Orientales, por ser un ecosistema de gran importancia ambiental para el país.

Estas inadecuadas prácticas han llevado a que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR adelante procesos sancionatorios, administrativos y de educación ambiental con el fin de velar por la conservación de los recursos naturales de la reserva, al punto de ordenar, en cumplimiento de la Ley, la demolición de las construcciones ilegales Bambú y Monterodro, ubicados en la zona de Bagazal.

“La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca -CAR en el marco de sus funciones, ejerce autoridad ambiental en los cerros orientales, sin embargo, es responsabilidad de todos cuidar el ecosistema y respetar los usos que se puedan dar”, dijo Laura Duque, directora regional Bogotá – La Calera de la CAR.

Sus limpias aguas, maravillosos paisajes, montañas, fauna y demás bellezas naturales que hacen parte de los Cerros Orientales, abarcan un área de 13.142 hectáreas, de las cuales el 57,05% está destinado para preservación, el 35,63% para restauración, el 3,19% para recuperación ambiental, el 3,42% para uso sostenible y tan solo el 0,69 para uso público.

Tristemente, el desconocimiento de la ciudadanía ha llevado a que personas inescrupulosas se aprovechen de ello y ofrezcan proyectos de vivienda o actividades recreativas prohibidas que afectan el ecosistema y el bolsillo de los incautos. Por ello, la CAR recomienda consultar el Plan de Manejo Ambiental –PMA Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá, que fue adoptado mediante Resolución del Ministerio de Ambiente No. 1766 de 2016, o acercarse a las oficinas de la CAR para mayor información.

El Plan de Manejo tiene como objeto proteger los bosques y la vegetación del páramo de Cruz Verde, las zonas de recarga hídrica y cuerpos de agua (quebradas, humedales y nacimientos), especies de fauna y flora con distribución restringida, o endémicas, o en estado de amenaza y los cerros orientales.

En cumplimiento del Plan de Manejo de Cerros Orientales de Bogotá, la regional Bogotá La Calera desarrolló una estrategia en la que se logró llegar a más de 300 habitantes de los Cerros Orientales de Bogotá, a quienes aclararon la ubicación de su predio y las actividades permitidas por estar ubicados en esta zona de reserva.

A estas personas se les realizó acompañamiento en el proceso de ubicación y normalización para que vivan en armonía con el ecosistema, con el fin de que todos los habitantes de la reserva tengan claro su ubicación y las actividades que pueden realizar.

De igual forma, la CAR ha venido participando en la Mesa de coordinación y seguimiento para la protección del Bosque Oriental de Bogotá, que surgió para unir esfuerzos para coordinar y realizar seguimiento puntual para frenar las conductas ilegales que afectan el ecosistema, y de la cual hacen parte la Alcaldía de Chapinero, la CAR, la Policía Nacional, Fiscalía, la Secretaría Distrital de Gobierno, Personería Local de Chapinero y la Procuraduría.

La Autoridad Ambiental continuará al tanto de la situación en cerros orientales, para proceder conforme a la ley y las funciones otorgadas, con el fin de velar por la conservación de los recursos naturales de esta zona de gran importancia ambiental y reitera que su competencia se circunscribe a las afectaciones ambientales bajo los preceptos de la Ley 1333 de 2009.

Tomado de: Sala de prensa CAR