El Idiger (Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático) confirmó que hubo lluvias en seis localidades y que se desplegó atención para las 34 emergencias que se presentaron.

Una de ellas, por ejemplo, se vivió en la carrera novena con calle 108, en el parqueadero del edificio El Caney. El estacionamiento, tipo subterráneo, quedó prácticamente bajo el agua y con cuatro carros atrapados. “Es que el agua no da tiempo de nada”, relató Blanca Rojas, quien trabaja haciendo mantenimiento del edificio y agrega: “El agua subió más de un metro, dejó cuatro carros atrapados y un señor, que bajó a tratar de salvar el suyo, quedó encerrado. Luego, se partió una pierna cuando intentó salir. Ya se lo llevaron a la Clínica Santa Fe”. Mientras tanto, Bomberos trataban de sacar con palas el granizo que atascaba el agua. Sin embargo, tuvieron que suspender para atender otras emergencias en el barrio.

Una situación similar se vivió en el parqueadero del Concejo de Bogotá, que quedó afectado por las lluvias. Las alcantarillas devolvían el agua y en la plazoleta interna se registraron encharcamientos. Por otra parte, en la calle 147 con carrera 7b colapsó el techo de un parqueadero. Aunque no hubo personas lesionadas, seis vehículos quedaron con daños. Otro colapso de estructura se vivió en la carrera 21A con calle 45A bis. “Igualmente, en la calle 161 con 8G, se presentó afectación en la cubierta de una bodega de reciclaje y en un punto de Surtifruver”, reportó el Idiger al final de la tarde.

Y, en vías, conductores trataron de sacar las masas de granizo del interior de sus carros. “En la localidad de Usaquén se presentaron encharcamientos en la calle 116, en la carrera 9 entre calle 100 y 134. Igualmente, en la calle 127 y en la carrera 7, desde la calle 100 hasta la calle 134”, informó el balance final de la jornada. Debido a la temporada invernal, el Idiger ya adelanta un plan de contingencia para evitar mayores contratiempos. Este año se han hecho trabajos de limpieza en alcantarillado: de estos puntos se han retirado más de 35 mil toneladas de basuras y escombros, el equivalente a la carga de 2.600 volquetas.

Tomado de: Diario El Tiempo