Con el fin de hacer seguimiento al cumplimiento de protocolos de bioseguridad en establecimientos comerciales que han sido transitados constantemente por los ciudadanos en Facatativá, las secretarías de salud y gobierno llevaron a cabo un operativo de control en la zona del centro del municipio.

La actividad evidenció, que algunos empleados no cumplen con el uso de tapabocas así como con los aforos establecidos. Además, no se entregan desinfectantes a los clientes, no se toma la temperatura y debido a niveles de ruido altos, se presenta contaminación auditiva.

Es importante recordar que Facatativá presenta una ocupación de UCI superior al 80% y es por ello que tanto la comunidad como los comerciantes, deben exigir los protocolos para no aumentar el riesgo de contagios.

Publicidad

En este sentido, inicialmente se hizo un llamado de atención escrito, pero, la reincidencia en estas conductas causará la multa de hasta un millón de pesos y, según el caso, el cierre temporal del establecimiento.

Información de: Alcaldía de Facatativá