Entorno a la siembra de árboles desarrollada el día de ayer en el municipio de Funza, en la cual participó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García; se dio un balance de la situación actual de los incendios que se han presentado en Cundinamarca.

En primer lugar, la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo y Desastres de Cundinamarca (Uaegrd) reportó desde horas de la tarde del primero de marzo los dos incendios forestales y desde ese momento el Gobernador y el Puesto de Mando Unificad (PMU), solicitaron la evacuación de las veredas Caimito y Tripichito del municipio de Quetame para salvaguardar las vidas de los habitantes del sector, donde se han tomado medidas de precaución como el corte de energía de la zona.

Así mismo, en el municipio de Ubalá, vereda San Isidro Bajo, los bomberos de los municipios de Gacheta y Gachalá, Ejército y Policía Nacional, administración municipal y comunidad en general trabajaron arduamente para extinguir el fuego y se realizaron las coordinaciones respectivas para que el día de ayer recibieran apoyo aéreo, por parte de la Policía nacional, tras un sobrevuelo que facilitó las coordenadas de los puntos calientes.

Las consecuencias de estos siniestros, fueron cinco personas heridas con quemaduras de primero, segundo y tercer grado, cuatro de los cuales son atendidos en la ESE Hospital San Rafael de Cáqueza y un paciente remitido al Hospital Simón Bolívar de Bogotá; sin contar las casi 70 hectáreas de tierra que fueron afectadas.

Por su parte, el primer mandatario de los cundinamarqueses manifestó: “Queremos felicitar y reconocer el trabajo de siempre de los Bomberos voluntarios de nuestro departamento. En Ubalá la situación está controlada en un 100% gracias al apoyo y al trabajo en terreno y a que esta mañana llovió, permitiendo que el incendio se apagara más rápido.  Y en Quetame tenemos a todo nuestro equipo desplegado y con los helicópteros mitigando esta situación. Lamentando por supuesto los cinco heridos que han sido trasladados a los hospitales de Cáqueza y Simón Bolívar, de acuerdo con la gravedad de sus heridas. Estamos al servicio de las familias que están hoy pasando por esta difícil situación”.

Tomado de: Sala de prensa – Gobernación de Cundinamarca