Después de varios años de seguimiento, la Alcaldía Municipal de Zipaquirá, materializó, junto con la CAR, una medida preventiva impuesta en el año 2012, contra la mina de carbón San Cristóbal, ubicada en zona del páramo de Guerrero.

 

Dicha medida había sido confirmada en el año 2018 y después de haber enviado la solicitud a la alcaldía municipal, esta no había tomado ninguna actuación. Sin embargo, el pasado lunes 10 de febrero quedó materializada, ordenándose la suspensión de actividades de extracción minera, la cual derivaba en captación ilegal de aguas de un pozo profundo y vertimientos sin permisos, que por escorrentía llegaban a un canal, y finalmente a la quebrada Guerrero y otras fuentes hídricas cercanas.

 

Es de anotar, además, que dicha mina se encontraba realizando estas labores extractivas dentro del área determinada como ecosistema restrictivo de páramo, recordando así la importancia que tiene el páramo para el ecosistema Cundinamarqués, hace parte de un complejo o sistema de páramos que está ubicado en el norte de Bogotá departamento de Cundinamarca, capital de Colombia. Se encuentra en la cordillera Oriental, bordeando el margen occidental de la Sabana de Bogotá y sirviendo de umbral entre esta sabana, el valle de Ubaté y la vertiente del Magdalena. Se calcula que el 70,5 % de su territorio ha sido modificado.