Después de las nuevas medidas y la cancelación de implementos como el tapete desinfectante, la toma de temperatura y el pico y cédula en establecimientos y centros comerciales, los propietarios de los mismos, aseguran estar preparados para recibir clientes y continuar reactivando el comercio.

Algunas de las medidas que se implementaran son: fomentar el correcto uso del tapabocas, mantener el control de aforo en las tiendas y establecer mayores puntos de desinfección, a su vez afirman que implementar la toma de temperatura fue una pérdida de recursos ya que nunca se detectó ningún síntoma de fiebre ni nada por el estilo.

Tomado de El Espectador