Con una inversión superior a los $135 millones, la Gobernación de Cundinamarca reforestará 650 hectáreas de áreas degradadas en la cuenca del río Bogotá, gracias a la siembra de 44.000 árboles de especies nativas que serán entregadas a los directores de las Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umatas) de los 44 municipios que hacen parte de la cuenca del afluente hídrico.

La Secretaría del Ambiente de Cundinamarca entregará a los municipios beneficiados 1.000 árboles de roble, cedro, sauce, sauco, mortiño, corono, duraznillo, arrayán, cajeto, tibar y aliso, todas especies nativas de clima frío.

Los municipios que recibirán los árboles son: Agua de Dios, Anapoima, Anolaima, Apulo, Bojacá, Cachipay, Cajicá, Chía Chocontá, Cogua Cota, Cucunubá, El Colegio, El Rosal, Facatativá, Funza, Gachancipá, Girardot, Granada, Guatavita, La Calera, La Mesa, Guatavita, La Calera, Madrid, Mosquera, Nemocón, Quipile, Ricaurte, Sesquilé, Sibaté, Soacha, Sopó, Subachoque, Suesca, Tabio, Tena, Tenjo, Tocaima, Tocancipá, Villapinzón, Viotá, Zipacón y Zipaquirá.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca