Minambiente es la entidad que supervisa a todos aquellos centros y fundaciones de “cuidado ambiental” después de 18 años dejara de operar la Fundación Bioandina Colombia en Cundinamarca debido a que es acusada por maltrato animal.

Estas denuncias fueron cobrando fuerza a partir de las versiones de casi una decena de exempleados que, en los últimos diez años, presenciaron graves irregularidades. A esto se suma un informe del Ministerio de Ambiente y la Universidad Javeriana del 2010 que confirma las denuncias de exempleados.

Después de una visita a los dos centros de la fundación ubicados en Mesitas del Colegio y Guasca, Cundinamarca, esto se realizó en compañía y en cabeza de la CAR Cundinamarca evidenciando que diferentes especies no se encontraban en condiciones óptimas de confinamiento.

La CAR pagó contratos por más de 4.000 millones de pesos a la Fundación Bioandina durante una década para la atención y rehabilitación de unos pocos individuos. Corpoguavio mantuvo un contrato por 245 millones de pesos durante el 2020 con Bioandina, pero venía contratando con Feliciano Cáceres desde 2009.

No existen evidencias exitosas de liberación con monitoreo y las corporaciones nunca fueron informadas de la imposibilidad de rehabilitar sus animales para que fueran reubicados tal y como lo determina la norma ambiental.

Tomado de: El Tiempo