Los municipios de Agua de Dios, San Francisco, Pacho, Beltrán y Tibacuy han recibido, por parte de la secretaría departamental del Ambiente, procesos de capacitación para que las empresas productoras de sustancias químicas tóxicas del sector industrial, agrícola y pecuario y, en menor proporción, en el sector doméstico, brinden la información adecuada para su uso, lavado y disposición de recipientes, toxicidad, almacenamiento y expendio de dichas sustancias, cuyo empleo inadecuado afecta la salud de aplicadores (fumigadores) en los cultivos, operarios en las industrias, almacenistas, expendedores, transportadores, consumidores y residentes cercanos.

Estos procesos de aprendizaje son acompañados con la entrega de material didáctico (cartillas) que orientan a las administraciones municipales y usuarios sobre la manera adecuada de recolectar y disponer de los residuos procedentes de las líneas posconsumo (pilas, bombillas, llantas, medicamentos, equipos de cómputo, recipientes de plaguicidas, baterías de plomo – acido).

Lo anterior, con base en la legislación colombiana y su decreto 1076 de 2015 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que establece las actividades para el manejo de los residuos peligrosos, su disposición y su manejo, directrices incluidas en el Plan de Desarrollo Departamental 2016 -2020 “Unidos podemos más”, en su objetivo de desarrollo “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca