la Corporación Autónoma Regional de Boyacá hizo presencia en el lago de Tota debido a que la comunidad de este sector presento una denuncia por la presencia de una plaga de Cangrejo Rojo Americano.

La entidad aseguró que está controlando la situación y manifiestan preocupación debido a que esta especie puede acabar con cultivos y afectar la calidad de vida de las personas del territorio, a su vez se plantea que el animal sea comestible y apto para su consumo.

Se espera respuesta e información de la CAR para saber controlar la plaga y conocer su trayectoria para saber cómo detenerla antes de que cause hechos desafortunados.

Tomado de: El Tiempo