Sara Vargas es conocida como la niña maravilla que triunfa a nivel mundial, considerada la mejor deportista de América en los Paralímpicos de Lima; hoy en día es el top 5 en el mundo de la natación.

La joven de 12 años de edad nació en la Mesa Cundinamarca, fue criada en el campo y actualmente reside en Bogotá, mide 1:29 cm de altura y tiene una enfermedad huérfana que le da solo a una de cada 20 mil personas.

El XLH es la ausencia del procesamiento de los minerales en los huesos, causando fragilidad y generando fracturas más rápidas, dando una forma arqueada en las piernas haciendo que la persona no crezca.

Publicidad

Sara le han realizado cirugías para enderezar sus piernas, también vasectomías múltiples, poniendo tornillos en cada rodilla y en sus tobillos.

Esta joven ha demostrado que no le queda grande los prejuicios para la gente de talla baja, ni los obstáculos de discapacidad, ya que como ella lo manifiesta “esa incapacidad que me dio Dios es una fuerza para salir adelante”.

Por los medios es conocida como la niña maravilla de la Selección Colombia, compite en los 50, 100 y hasta 400 metros libres de Tokio por un oro. Sara no se ha crecido a la hora de ser la campeona de América, pero tampoco se ha encogido ante los obstáculos de este mundo que no fue hecho para su medida.

La joven manifiesta a los colombianos que “estén pendientes del deporte paralímpico, Si tienen un hijo, amigo o familiar en discapacidad crean en el talento que ellos pueden tener, vincúlenlo a un deporte y que lo hagan con amor y dedicación porque todo se puede lograr”.

Información tomada de: Alcaldía de la Mesa.