En mayo de 2019, el presidente Iván Duque Márquez, lanzó la operación ‘Artemisa’, que se basa en una estrategia, que fue designada al  Ejército Nacional, para recuperar los parques y zonas naturales que han sufrido deforestación a manos del hombre. A la fecha, los uniformados han sembrado 623.002 árboles en diferentes zonas del país y las  autoridades medio ambientales.

En estos 15 meses, hasta en medio de la pandemia, los militares  “han logrado producir 257.214 especies a través de los 88 viveros forestales, de especies nativas como frailejones, palma, caucho, entre otras”, dijo a EL TIEMPO, la teniente Deisy Tirado Pinzón, asignada a la oficina Ambiental de Planeación del Ejército.

Publicidad

El objetivo, es que cada unidad militar siembre 15.000 árboles, “con el propósito de mitigar el daño ambiental y aportando a la sostenibilidad ambiental”, aseguró la oficial. Y precisamente, dentro de la estrategia del gobierno Duque, se le adjudicó al Ejército la tarea de protección de los recursos naturales “como activos estratégicos de la Nación”, dentro del Plan Estratégico Sectorial 2019-2022.

Los 88 viveros, que son la base de la labor, tienen su centro de acción en Santa Marta, Bucaramanga, Popayán, Villavicencio, Ibagué, Florencia Caquetá, Medellín, Yopal Casanare y Bogotá, donde están los comandos de División.

Tomado de: Diario El Tiempo