La secretaria de Ambiente tiene como propósito fortalecer y enverdecer Bogotá y una de las estrategias que está implementando para lograrlo es brindar acompañamiento a las personas que deseen una infraestructura vegetada como lo son los jardines verticales.

Los jardines verticales se constituyen como una medida de adaptación al cambio climático. Estos ofrecen múltiples beneficios sociales, económicos y ambientales, entre los que se destacan la retención de agua lluvia, mitigación del efecto de ‘isla de calor’, absorción de ruido, captura de material particulado y de carbono durante el día y aumento de áreas verdes en la ciudad.

Antes de tomar la decisión de instalar este tipo de infraestructura vegetada en alguna edificación, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos básicos:

  • Realizar una consulta escrita ante la Curaduría Urbana sobre la instalación del jardín vertical o techo verde.
  • Contactar a un proveedor del sistema con experiencia en la instalación de jardines, que pueda demostrar la existencia, permanencia y funcionamiento de estos en la actualidad.
  • Verificar que la estructura soporte el sistema y que este sea funcional.
  • Elegir una vegetación acorde a las condiciones medioambientales del entorno y la tecnología que se va a implementar.
  • No olvidar que esta tecnología necesita mantenimiento, riego y control de plagas para asegurar su sostenibilidad.

Tomado de: Secretaria de Ambiente