En materia de atención del riesgo es importante señalar que en el 65% de la geografía del departamento ha llovido en las últimas horas. En Zipaquirá se presentó una leve inundación en el centro de salud, sin ningún compromiso del inmueble, y en Cogua y San Cayetano se registraron algunas viviendas inundadas, pero sin mayores afectaciones.

En Ubalá, un joven de 23 años resultó ahogado, el fin de semana no se presentaron incendios forestales y en lo corrido de diciembre apenas se comprometieron 34 hectáreas por esta emergencia, una reducción del 68% respecto de las 106 hectáreas comprometidas por incendios forestales en 2016.

El Gobernador hizo un reconocimiento especial al buen comportamiento de los habitantes de Soacha, quienes generaron unos indicadores muy positivos en materia de reducción de muertes violentas y de convivencia ciudadana, en un hecho histórico para el departamento.

Tomado de: Fan Page – Gobernador de Cundinamarca Jorge Rey