En el país existen 30.781.149 hectáreas de humedales, distribuidas en 1.100 municipios. Pese a los esfuerzos gubernamentales e institucionales, la degradación de estos ecosistemas persiste y tiende a empeorar ante la falta de control.

Poco a poco los humedales desaparecen en Colombia y los esfuerzos de algunas autoridades parecen insuficientes para impedir su fatídico destino.

Solo en la sabana de Bogotá existían cerca de 50.000 hectáreas de este tipo de ecosistemas hace 60 años y actualmente apenas quedan 727 hectáreas, distribuidas en 15 humedales, es decir, 1.45% del área original, aunque aún faltan por reconocer un buen número. La Fundación Humedales Bogotá ha logrado, por ejemplo, inventariar más de 70 reservas de esta índole en los últimos años.

Publicidad

“Se dice que existen más de 70 humedales que todavía no han sido reconocidos, los cuales que se han venido perdiendo con el tiempo dada la construcción de avenidas y la proliferación de urbanizaciones”, mencionó Yesid Camilo Fernández Velasco, intérprete ambiental del Jardín Botánico de Bogotá, quien señaló que otras de las amenazas a las que están expuestos hoy esta clase de ecosistemas son los procesos de desecación para la ampliación de la frontera agrícola y ganadera, así como los vertimientos de aguas residuales por causa de conexiones fraudulentas, principalmente.

Úrsula Jaramillo Villa, consultora independiente, informó que cerca del 24% de las 30.781.149 hectáreas de humedales con los que cuenta Colombia, han sido transformadas, además, por cuenta de la deforestación, la minería y la construcción de obras civiles como avenidas. “La contaminación del agua también aporta a la transformación de su composición ecosistémica”, mencionó.

Villa considera que no es apropiado hablar de riesgo de extinción de los humedales, pues -según ella- este es un término que se usa más para especies, aunque advierte que también ha sido utilizado para ecosistemas, “pero no ha sido calculado para humedales en Colombia”, comentó.

La experta, quien contribuyó a la realización del estudio denominado Colombia Anfibia, publicado en 2015, cuando trabajaba en el Instituto Humboldt, cree que la principal medida que debería adoptar el gobierno nacional y las demás autoridades para conservar este tipo de ecosistemas consiste en el reconocimiento de que gran parte del territorio nacional está cubierto de humedales y, por lo tanto, la planificación del desarrollo del país debe incorporar esta visión en cualquier iniciativa gubernamental, “es decir, desde todos los ministerios y consecuentemente desde todos los gremios”, apuntó.

Tomada por Semana Sostenible