A propósito de los primeros dos meses de operaciones de los GPSv de Chía, la Secretaría de Movilidad adelantó el pasado jueves un taller de evaluación para establecer un balance basado en la matriz DOFA, que identifica debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades que tiene este equipo, creado para ayudar a la movilidad del Municipio.

Uno de los resultados que arrojó el ejercicio es la buena aceptación que en general han tenido los llamados GPS, del que hacen parte 27 uniformados, todos ellos con formación del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en seguridad vial. “Han llegado algunas quejas y algunos comentarios negativos, pero en general consideramos que la aceptación del plan piloto bordea el 80 por ciento”, dijo Gilberto Cifuentes, director de Educación y Seguridad Vial de Chía.

En términos generales, el grupo se ha mantenido estable, pues durante los primeros 60 días de trabajo, solamente 5 de ellos han sido reemplazados. De los 27 que arrancaron se cambiaron a 5 y las fortalezas del grupo han tenido que ver, sobre todo, con el trabajo hecho a la salida y entrada de buena parte de los colegios del Municipio y en la movilidad que han conseguido en la Avenida Pradilla durante las llamadas horas pico.

Publicidad

Otro de los avances establecidos en el taller, tiene que ver con una mayor conciencia de conductores y comunidad en general respecto de los paraderos. “Hemos conseguido mayor conocimiento y respeto por los paraderos. Por supuesto que es mucho lo que falta, pero creemos que vamos por buen camino”, aseguró Cifuentes.

Tomado de: Página – Alcaldía de Chía