En horas de la mañana, el gobernador Nicolás García presentó excusas públicas a la exsecretaria de educación, Piedad Caballero, quien fue señalada de pagar giros a maestros fallecidos en el año 2004.

El exgobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila Sierra, durante su gobierno acusó a la entonces secretaria de educación, Piedad Caballero Prieto y a su colega, Nerey Ortega, de haber realizado giros a maestros fallecidos por una suma superior a los mil millones en sueldos.

La frase con la que acusaron a Prieto, fue “carrusel de órdenes de prestación de servicios”. Lugo de una investigación, el Consejo de Estado entregó un fallo a favor de Caballero Prieto, dejando claro que las acusaciones fueron falsas.

Aunque el actual gobernador, Nicolás García, no está involucrado en el hecho, fue quien el día de hoy ofreció disculpas de manera pública en nombre del departamento, a la exsecretaria.

 “Sabemos que el buen nombre de una persona es uno de los valores más importantes y es por eso por lo que quisimos resarcir a esta exfuncionaria que vio seriamente afectada su reputación, además de la orden para hacerlo”, dijo García Bustos.

No obstante, debido a las falsas acusaciones, Piedad Caballero, aseguró que su carrera profesional estuvo afectada desde ese entonces, fue difícil conseguir empleo y que ahora, espera que su imagen y vida profesional tenga una mejoría. Igualmente agradeció al primer mandatario de los cundinamarqueses por limpiar su nombre.