El gobierno departamental “Cundinamarca Región que Progresa”, ha cumplido 100 días de trabajo arduo, pensando siempre en el bienestar de la comunidad que habita en sectores rural y urbano. El gobernador Nicolás García, estuvo en entrevista con importantes medios nacionales, donde anunció el plan que está realizando para recuperar la economía del departamento luego de la contingencia.

Así mismo, el primer mandatario de los cundinamarqueses afirmó que se tenía previsto otro inicio de gobierno, pero la situación cambió con la llegada del Covid-19 al departamento; lo cual ha hecho que se realicen ajustes en el presupuesto.

Publicidad

“Estamos convencidos de que somos el departamento que más se ha preparado para atender el primer pico de la pandemia. Pasamos de tener 179 camas de cuidados intensivos a 739; de 150 camas de cuidados intermedios a 240; y de 2.600 camas hospitalarias a un total de 4.850. Estamos haciendo una inversión cercana a los 100.000 millones de pesos únicamente para adaptar la red de Cundinamarca. No solo hemos especializado los hospitales de Zipaquirá, Facatativá, Girardot, Fusagasugá y el CardioVascular de Soacha, sino que hemos dispuesto que todo hospital público mejore su capacidad” puntualizó García en entrevista con El Tiempo.

Por otra parte, el plan de desarrollo se había enfocado en la competitividad del campesino. Hoy el tiempo y el contexto que vive el país, hace que el gobernador reafirmé estas propuestas: el campesino sigue produciendo, pero no le pagan lo que deben porque el intermediario se queda con esa plata al vender por seis o siete veces más ese producto. “Necesitan nuestra atención. El escenario actual nos facilita llegar más rápido con recursos, presentando proyectos de regalías”.

Referente a las decisiones tomadas para mitigar la economía luego de la cuarentena, Cundinamarca probablemente deberá endeudarse en 800.000 millones de pesos, que está dentro de la capacidad que hoy se tiene, pero aún falta hacer unas maniobras técnicas para poder llegar a más capacidad. “Tenemos que aprovechar los escenarios que se están dando hoy de re financiación de las deudas para poder extender los plazos y de tener más liquidez”. Dijo el gobernador.

Finalmente, ningún proyecto del PDD, que será radicado el 30 de abril ante la Asamblea, se ha modificado porque las estrategias que se habían diseñado desde Hacienda, habían permitido con un mayor endeudamiento para compensar la falta de ingresos que el departamento iba a tener. Es decir, que el departamento seguirá intacto en sus valores en cuando al Plan de Desarrollo, solo se ha agregado un porcentaje a los sectores salud y competitividad.

Tomado de: El Tiempo y Revista Semana