Debido a que diversos establecimientos de gastrobares atendían público de la manera como lo hace un bar, con la excusa de vender comida en la ciudad de Bogotá; las autoridades decidieron cerrarlos.

Esta conclusión se dio el fin de semana que pasó, en la localidad de Fontibón por aglomeraciones de personas que asistían a fiestas; como conclusión, se estableció que restaurantes podrán vender bebidas alcohólicas como acompañamiento hasta las 12 de la noche. Sin embargo, ni bares, ni discotecas, ni gastrobares tendrán permitido de ahora en adelante, y hasta nueva orden, abrir sus puertas, así dentro de sus productos ofrezcan alimentos.

Tomado de: El Tiempo