Gracias al trabajo conjunto de instituciones como la Dirección Criminal de Investigación de la DIJIN, el Grupo contra la Ilegalidad (GCI) de la Secretaría de Hacienda de Cundinamarca, se realizó la captura de falsificadores de estampillas. Esta banda utilizaba planchas para fabricar las estampillas, las cuales etiquetaban en licores que se distribuyen en departamentos como Atlántico, Meta, Bolívar, Cesar y Cundinamarca.

La operación fue realizada en una vivienda ubicada en el barrio La Ponderosa, en Bogotá. “Por primera vez se pudo identificar un inmueble destinado a la fabricación de estampillas falsas, que atentarían contra la salud pública de los cundinamarqueses”, dijo Vladimir González, subdirector de Fiscalización de la Dirección de Rentas y Gestión Tributaria del departamento.

El Grupo contra la Ilegalidad colaboró en la verificación de la autenticidad de las estampillas en el sitio, la recolección del material probatorio y la puesta en marcha de  la respectiva investigación y judicialización del caso.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca