Según Daniel Useche, jefe de la oficina de pronóstico y alertas del Ideam; el frío que ha aumentado en los últimos días en municipios de la Sabana de Bogotá, se debe a la alta nubosidad que atraviesa Cundinamarca y Boyacá.

Habitantes de Zipaquirá, Cogua, Cajicá, Ubaté, Facatativá, Chía, Funza y Mosquera, en los últimos días han comentado sentir más frío de lo que se acostumbra en estas zonas y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) se pronunció al respecto.

“La intensidad de los vientos es fundamental para tener una sensación térmica por debajo de lo que marca el termómetro. En estos días hemos tenido temperaturas tan bajas, pero la intensidad del viento, la escasa radiación solar y la abundante nubosidad ha favorecido la sensación de frío en el altiplano cundiboyacense”, explicó el jefe de la oficina de pronóstico y alertas del Ideam, Daniel Useche.

De acuerdo con informes de los centros meteorológicos internacionales y de análisis hechos por el Ideam, entre agosto y noviembre se presentarán incrementos de lluvias y frío entre el 10% y 20% de territorios como Magdalena, Cundinamarca, Tolima, Norte de Santander y César.

Lo anterior indica que, en los municipios de Cundinamarca ubicados en la Sabana de Bogotá, se continuarán sintiendo temperaturas de 10 a 20 grados durante el mes de agosto.

Cabe recordar que hace unos días, el mismo funcionario del Ideam se había referido al tema y había dejado en claro que “es común para esta época del año el paso de tormentas tropicales que, en algunos casos, incrementan la nubosidad en el centro del país y favorecen algunas lluvias de carácter ligero”.

Información de: Portal News