Un equipo de científicos de 13 países lanzó una alerta por el creciente impacto de plantas, animales y microbios exóticos introducidos por la acción humana, de forma accidental o intencionada. Es un “segundo aviso” en el que piden cambiar las relaciones entre los seres humanos y la Tierra.

Un estudio internacional advierte que se requieren medidas urgentes para prevenir, detectar y controlar a las especies invasoras, que ya sobrepasan las 18.000 en todo el mundo, a escala local y global.

El trabajo, recientemente publicado en la revista Biological Reviews, es parte de la iniciativa “Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad: un segundo aviso”, que pide un cambio urgente en las relaciones entre los seres humanos y la Tierra.

Las especies exóticas son plantas, animales y microbios introducidos por los seres humanos de forma accidental o intencionada, en un área en la que de forma natural esas especies no habrían llegado. Muchos de estos organismos prosperan extendiéndose muy rápidamente y causando daños en el ambiente, la economía y la salud humana.

Según Montserrat Vilà, profesora de investigación de la Estación Biológica de Doñana (EBD), del centro del CSIC en Sevilla, España, y coautora del estudio, enfatiza que los impactos de las invasiones biológicas no se limitan únicamente al medio ambiente, plantas y animales exóticos, sino a impactos en la salud pública, producidos por microorganismos patógenos.

Tomado de: Diario El Espectador