En la mañana del domingo 27 de diciembre, la comunidad informó a la policía de Cundinamarca, el hallazgo de un cuerpo sin vida y abandonado en la vereda Pastor Ospina, del municipio de Guasca.

Las unidades de la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN) de la Policía realizaron el procedimiento de inspección técnica al cadáver y la recolección del material probatorio, lo cual arrojó que se trataba del señor Luis Orlando Cárdenas, un conductor que había sido reportado como desaparecido por su hijo Sergio Cárdenas desde el pasado 18 de diciembre, cuando recibió una solicitud de una empresa para realizar un servicio de transporte público especial en la provincia de Guavio.

“Me había comentado que tenía un servicio del municipio de Gama a Zipaquirá en Cundinamarca, a las tres de la mañana el día sábado (19 de diciembre). Era un desplazamiento común y frecuente que realizaba en la zona”, dijo en su momento Sergio.

La Policía de Cundinamarca determinó que la camioneta Renault Alaska Blanca con platón en la que se desplazaba, de placas JOX-131, salió a hacer la ruta ese viernes desde el barrio El Codito, localidad de Usaquén. También confirmó que el vehículo había sido entregado el pasado 20 de noviembre del concesionario y era modelo 2021.

Hasta ahora no hay pistas de la camioneta. La SIJIN de la Policía de Cundinamarca inició las acciones tendientes a establecer el paradero del responsable o los responsables de este acto violento.

Información de: Noticias Día a Día