En las últimas horas, uniformados de la Policía de Tabio comandados por el Intendente, Wilmer Marín, procedieron con el cierre de un establecimiento tras incumplir las medidas sanitarias del decreto municipal para la mitigación del COVID-19. Tanto propietarios como deportistas, permitían y realizaban práctica de fútbol a puerta cerrada en contradicción de las medidas sanitarias adoptadas desde el Gobierno Nacional.

Es de señalar que, la práctica deportiva en conjunto, la atención de clientes en instalaciones, y las aglomeraciones no están permitidas en el marco de la emergencia sanitaria que se tiene como consecuencia del coronavirus.

Esta acción se suma a los más de 500 comparendos y 10 establecimientos cerrados durante el primer semestre de 2020. 317 comparendos han sido por incumplimiento a las medidas establecidas por el Gobierno Nacional.

De igual forma, otros malos comportamientos por parte de la ciudadanía tienen que ver con talar especies de flora sin autorización (3), obstrucción de la cicloruta (3), obras de construcción en vías vehiculares (2), quemas y fogatas (1), actos sexuales o exhibicionismo en lugares públicos (1), agresión a uniformados de la Fuerza Pública (1), compra y venta de celulares robados (1), captación de agua de fuentes hídricas no autorizadas (4), entre otros.

Información de: Alcaldía de Tabio