Históricamente, diciembre ha sido el mes en el que más incendios estructurales se presentan en la capital del país, específicamente el 7 y 25, debido a costumbres navideñas que pueden convertirse en condiciones peligrosas. Acciones como generar sobrecargas en las tomas eléctricas para encender el alumbrado, veladoras ubicadas cerca de artículos que pueden prenderse, celebraciones en las que se utiliza leña para cocinar, mal uso de gasodomésticos, entre otras, son las causas que incrementan el riesgo de incendios durante esta época del año.

Según cifras del Cuerpo Oficial de Bomberos, durante 2019, el 74% de las emergencias por incendios estructurales fue en edificaciones usadas como viviendas, determinando que en un 93% las causas fueron accidentales; las localidades de Kennedy, Usaquén, Bosa, Engativá y Barrios Unidos son las que presentaron mayor riesgo. Solamente en diciembre de 2019 se registraron cerca de 80 incendios en los hogares bogotanos.

Tomado de: Sala de prensa Secretaría de Ambiente