En los últimos días, en un trabajo adelantado por la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, se realizó la incautación de 11 millones de unidades de cigarrillos de contrabando, que además se encontraban vencidos.

Estos productos, al parecer, iban a ser distribuidos en toda la región, afectando la industria legal y el comercio nacional.

La alcaldía de Madrid aseguró seguir trabajando en apoyo con las autoridades, para garantizar la protección de la industria y evitar competencia desleal.

Información de: Alcaldía de Madrid