Después de diez años de prórrogas sucesivas de contratos sin licitación y tras la incertidumbre que se generó en el 2012 cuando el entonces alcalde Gustavo Petro impuso un modelo de aseo por decreto, el miércoles se adjudicó la operación del servicio en las cinco Áreas de Servicio Exclusivo (ASE) en que fue dividida la ciudad.

Entre 18 proponentes, las cinco ganadoras fueron Promesa de Sociedad Futura Promoambiental SAS ESP, Limpieza Metropolitana S.A. ESP, Ciudad Limpia S.A. ESP, Promesa de E.S.P. Futura Bogotá Limpia S.A.S y Promesa de Sociedad Futura Área Limpia S.A.S. E.S.P.

Uno de los aspectos novedosos de la licitación es que la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) incluyó un ítem denominado ‘obligaciones de hacer’ para que los ganadores entregaran recursos para cubrir necesidades de aseo que no están contempladas en la tarifa, pero se necesitan. Por ese concepto, los cinco ganadores entregarán 174.297 millones de pesos.

El nuevo esquema de aseo de Bogotá entrará en operación el próximo 12 de febrero, y a partir de esta fecha, los operadores contarán con seis meses para la implementación de los nuevos vehículos y ocho meses para la instalación de los contenedores.

Tomado de: El Tiempo.com