Una reducción de delitos del 20% en Cundinamarca presentó la Policía de Cundinamarca en su balance de operaciones del 2017, como resultado del trabajo ininterrumpido y la articulación con la Fiscalía General de la Nación, las unidades de la Seccional de Inteligencia Policial (SIPOL), la SIJIN, las autoridades político administrativas del departamento y los municipios, y el modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes.

Según el reporte, en lo corrido de 2017 se redujo en un 9% la tasa de homicidio, el 20% en lesiones personales y el 25% en hurtos; se realizaron más de 12.000 capturas y se incautaron 1.600 armas de fuego y cuatro toneladas de estupefacientes, entre los resultados más significativos de la ofensiva contra el delito en el departamento.

También se desarticularon 125 grupos de delincuencia común organizada por el delito de hurto y se logró la captura de 467 delincuentes, entre ellos a los Balseros (que realizaron el hurto a la casa de la doctora Martha Lucía Ramírez), los Copa (responsables del robo a un cajero electrónico en el municipio de Chía), los Falsos, (sindicados por el hurto al peaje de Chinauta), impactando principalmente los municipios de La Calera, Pacho y Girardot.

Con la captura de 12.000 delincuentes por diferentes delitos, entre otros, tráfico de estupefacientes, hurto, homicidio, concierto para delinquir y lesiones personales, se logró neutralizar el accionar delincuencial en el 2017.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca