La campaña ‘Cero pólvora, mil sonrisas’ busca sensibilizar a los habitantes de Cundinamarca para reducir los casos de personas lesionadas por el uso, comercialización, fabricación y transporte de pólvora y/o productos pirotécnicos, en un trabajo interinstitucional de las entidades pertenecientes al Sistema Departamental para la Gestión del Riesgo y el apoyo de todas y cada una de las alcaldías municipales.

En reunión extraordinaria, el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, el Jefe de Gabinete, Julio Roberto Salazar, solicitó a los mandatarios locales (salientes y entrantes) coordinar las acciones de control y vigilancia sobre el uso de pirotecnia, sobre todo en las poblaciones que han registrado personas lesionadas con estos elementos en los últimos años.

De acuerdo con la Secretaría de Salud departamental, el número de lesionados en los últimos dos años ha ubicado a Cundinamarca en el quinto lugar en el país.  En 2018, aunque disminuyó el índice total de personas afectadas, se incrementó el número de menores.

También se coordinarán con las autoridades de Soacha acciones concretas para reducir el riesgo, ya que en esta población se ha presentado el mayor número de quemados por pólvora. En el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres se otorgó el aval para la reubicación de 14 familias afectadas por emergencias en el municipio de Une.

Tomado de: Sala de prensa Gobernación de Cundinamarca