Debido al incremento del valor del mínimo, subieron su valor varias cosas como la canasta familiar, las multas y ahora el valor de los arriendos de vivienda.

Aproximadamente el 44 % del total de los hogares colombianos urbanos habita en viviendas arrendadas, cabe aclarar que se podrá efectuar este incremento cuando se cumplan los 12 meses contados desde el inicio del contrato y cada 12 meses después del último incremento, aumento un 1.6% es decir 16.100 pesos.

En el caso que el costo del arriendo de una vivienda esté en un millón de pesos, el incremento corresponderá a 16.100 pesos, por lo que el arrendatario debe pagar el valor mensual de $ 1’016.100. Esto solo es válido para los arriendos de vivienda y no otro tipo de arriendo, esto también se debe acordar con las dos partes.

Tomado de: El Tiempo  

Editado por: Nickole Gomez