Los grandes costos económicos que han tenido las medidas de aislamiento para enfrentar la pandemia han dejado el peor desplome de la economía en la historia del país.

El segundo trimestre del año dejó una caída económica de 15,7% quedando registrado como el peor desplome en la historia del país, el sector de transporte aéreo cayó un 75% los alojamientos y servicio de comida un 66,6% la desigualdad del impacto de la pandemia por sectores y regiones que se ven más afectadas, la lentitud de la recuperación, son algunas señales que dejan las cifras del PIB.

La economía tocó fondo en abril, con una contracción de 20,1% y según el Índice de Seguimiento de la Economía del Dane, la economía decreció 16,2% en mayo y 11,1% en junio, diversos indicadores como la movilidad, y la demanda de energía muestran una tendencia más moderada ante la extensión de las cuarentenas en algunas ciudades como Bogotá y Medellín.

Ahora la reactivación económica juega un papel muy importante para esto será necesario incentivar nuevamente el consumo de los hogares, que cayó el 15% y la inversión, que se desplomó 32,2%, para esto será determinante la colaboración entre las medidas de gobierno y el autocuidado de los ciudadanos.

El analista José Ignacio López, gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, considera que “se requiere un plan de choque donde no solo se proteja la nómina, sino que se diseñen medidas para impulsar la generación de empleo. Subsidios para la recontratación, reembolso tributario o del aporte a las cajas de compensación para quienes generen nuevos puestos de trabajo, así como nuevos mecanismos de financiación para las empresas del país son algunas de las propuestas”.

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: Dinero