A esta hora hacemos visita de reconocimiento técnico al Museo Nacional de Colombia, escenario que será epicentro del homenaje a los 206 años de independencia de Cundinamarca.

Aquí, junto al Comité dispuesto para la organización de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla Libertadora, la Academia de Historia de Cundinamarca y el director del Museo Nacional, Daniel Castro, realizamos un recorrido por las locaciones de la galería, identificando los espacios más apropiados para cada una de las actividades que realizaremos el próximo 16 de julio, en el marco de esta importante celebración.

El evento, que será transmitido por Canal Trece Colombia a partir de las 6:30 de la tarde y que contará con la presencia de la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, dispondrá de una puesta en escena magistral, un conversatorio y la exhibición de las 14 constituciones, en honor a quienes con sus ideas, y, posteriormente, con las armas, defendieron nuestro país.

Hace 200 años, en las primeras horas de 1819, mientras navegaba por el río Orinoco rumbo al cuartel de José Antonio Páez, el jefe supremo Simón Bolívar escribió al Consejo de Gobierno, que había constituido en Angostura, que avanzaba hacia una reunión de comandantes en San Juan de Payara. Llegó el 16 de enero y ese mismo día, ante su ejército, resumió el objetivo: “Llaneros, vosotros seréis independientes, aunque se oponga el mundo todo”. Fue el comienzo de un año histórico que ahora retorna a las primeras planas convertido en memoria.

El Bicentenario es la celebración que tiene como propósito recordar el pasado en sociedad, para así reconciliarnos en el presente y soñar con el futuro. Además, el Gobierno Nacional busca construir el mejor camino hacia el Tercer Centenario colombiano (300 años de la independencia), como el reto principal de este proceso social, económico, político y cultural.

Tomado de Prensa Gobernación