¡La lucha incansable del ‘Ruiseñor’ por el ambiente y sus tierras!

Edilberto Rojas Cantor, conocido también como el ‘Ruiseñor de la Villa’ es un hombre de 75 años de edad, que lleva luchando más de dos décadas y haciendo justicia por las tierras que le pertenecen. Rojas realizó una demanda bajo el Artículo 265 del Código Penal en el año 2000, el cual aclara que será judicializado quien destruya, inutilice o dañe de algún modo un bien ajeno.

La propiedad del cual se pide en la demanda es la finca ‘El Paradero’ ubicada en la cabecera del Municipio de Nilo que colinda con Tibacuy, Cundinamarca. Este es un bien común proindiviso por herencia de parte de la madre, que les fue arrebatado a Rojas y sus hermanos debido al desplazamiento forzado en la zona en manos del Frente 42 de las FARC, comandado por Bernardo Mosquera Machado, alias ‘Negro Antonio’.

Publicidad

Lo que el ‘Ruiseñor de la Villa’ reclama con su demanda, es el daño ambiental que se está dando en la finca. En esta, se está presentando una tala indiscriminada de árboles con fines comerciales por la madera, lo cual alarma, pues la zona es una reserva forestal que conserva árboles centenarios. En la denuncia se aclara que los actuales dueños del territorio, Javier Santana Ortegón y Alberto Santana Ortegón son los principales causantes de esta situación.

Ante la demanda, los señores Santana Ortegón ya tienen conocimiento de la situación. Esto debido a que la Corporación Autónoma Regional y de Desarrollo Sostenible entró en el caso para hacer presencia y tomar las acciones pertinentes.

Frente al predio, lo que conoce Rojas al respecto es que este fue adquirido de una forma ilícita. Pues este apareció bajo el nombre de un concejal de Nilo, y medio hermano de Rojas, tras ser arrebatada y luego vendida a los Santana Ortegón.

Aunque Edilberto ha tratado de buscar el apoyo y la ayuda de la Administración Municipal de Nilo, la respuesta de esta ha sido mantenerlo dando vueltas de un lado para otro. Ha hablado con funcionarios y estos no dan respuesta. La Policía tampoco, pues le afirman a Rojas que ellos no se acercan a esos lugares debido a que es muy lejos del centro.

Como medio, también se intentó tener contacto con algunos de los funcionarios del municipio de Nilo en búsqueda de su versión o respuestas al respecto. Sin embargo, a pesar de contactarlos vía correo electrónico y teléfono, no se obtuvo respuesta alguna de su parte en cuanto al caso en cuestión, pasando la llamada de número en número y sin dar claridad de lo que pasa.

Actualmente, el ‘Ruiseñor de la Villa’ habita entre Funza, Cundinamarca y la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá. Tras ser desplazado de su finca, su refugio resultó ser la casa de su hermana en el municipio. No obstante, no pudo permanecer allí por mucho tiempo pues muchas veces se ha sentido como el ‘arrimado’ de la situación. En este momento, es beneficiario de ayudas por parte del Gobierno como el Ingreso Solidario, y es esta su única opción.

Rojas afirma que él espera que “Dios no le quite la vida antes de haber hecho justicia”. Asimismo, Edilberto ha luchado todo este tiempo por lo que él considera que no es lo correcto y justo para la sociedad.

La fe del ‘Ruiseñor de la Villa’ sigue intacta y con la convicción de que en algún momento de la vida se logre tan anhelada justicia. Busca que esto no se quede en vano y en manos de quienes le están haciendo daño al medio ambiente.

Hoy por hoy, el proceso sigue en marcha en el ámbito judicial con las pruebas y las evidencias recopiladas con el paso del tiempo. Se espera que las autoridades competentes en el caso logren dar por fin solución a la denuncia puesta por Edilberto Rojas Cantor.

Por: Mariana Rodríguez-Erika Jiménez (Investigación y Redacción)

Cámara: Valentina Canro-Sebastián Naranjo.

‘El Ruiseñor de la villa’ Foto por: Periódico la Tribuna.