Nuevamente las labores de inteligencia e investigación criminal de la Policía de Cundinamarca, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación Colombia y autoridades político administrativas, lograron la captura de 31 personas, la extinción de dominio a 17 bienes inmuebles y la incautación de 53 cartuchos de bala calibre 7.65 y 9 mm, devolviendo así la tranquilidad a campesinos y ganaderos del departamento.

Los capturados que se dedicaban al hurto de ganado en territorios de Tolima, Boyacá, Caldas, Casanare y Meta, hacen parte de la banda delincuencial organizada “Los Matarifes”, quienes alcanzaron ganancias cercanas a los $5 mil millones anuales por el delito de abigeato.

Estas personas, reincidentes en esta actividad delictiva se encuentran a disposición de las autoridades competentes y deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y hurto calificado y agravado.

En lo corrido del año se ha logrado la captura de 2.836 personas por el delito de hurto, de ellas, 62 han sido relacionadas con abigeato. A la fecha se ha logrado la recuperación de cabezas de ganado avaluadas en una suma cercana a los $5.500 millones.

Tomado de: Fan Page – Gobernador de Cundinamarca Jorge Rey