El 2017, arrojó buenos resultados respecto al año 2016 en cuanto a las agresiones hechas a niños, niñas y adolescentes; la administración departamental disminuyó en 129 casos los registros de agresiones, lo que significa un avance del 34% en la meta propuesta para el cuatrienio.

“Proteger a los menores es un logro en el presente que incide en el futuro. Por ello nos hemos propuesto la meta de disminuir en 283 casos las violencias contra ellos durante nuestro gobierno; al proteger a una generación contribuimos a la formación de adultos que no replicarán modelos agresivos”, explicó el gobernador Jorge Rey.

Con un resultado del 9,8% más de lo programado para la vigencia 2017, que equivale a 28 casos adicionales a los indicadores propuestos -70 menos para cada año en el cuatrienio-, la Secretaría de Gobierno de Cundinamarca implementa estrategias de protección de derechos, atención a víctimas de violencias, guía para denuncias y canales abiertos dirigidos expresamente a los menores de edad, entre ellos la Línea 123, que brinda atención 24 horas los siete días de la semana.

Además, la puesta en marcha de programas y proyectos logró una significativa reducción de los casos de violencia intrafamiliar contra NNA en 35,34%.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca