Gracias a la activa operatividad y compromiso de la Policía de Cundinamarca en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, hoy entregamos importantes resultados de la ofensiva contra el tráfico, fabricación y porte de estupefacientes en los municipios de Zipaquirá, Tocancipá, Facatativá, Soacha, Funza, Mosquera, Villeta, Sasaima, LaMesa, El Colegio y Anapoima.

Hemos logrado la captura de 45 delincuentes por orden judicial y cuatro en flagrancia, además la incautación de dos escopetas, tres grameras, 18 litros de licor adulterado, 8 motocicletas, 6.000 dosis de sustancias psicoactivas, 39 equipos de terminales móviles y más de 6 millones de pesos producto de la venta de los estupefacientes.

Las cuatro bandas delincuenciales denominadas Los Patrones, Los Latinos, Los Caicas y Los Gorgojos venían operando en 12 municipios de Cundinamarca a través de la modalidad casa a casa, la cual les permitía lograr su acto delictivo desde sitios públicos, atemorizando a la comunidad en general. Gracias a la tarea operativa, inmediata y oportuna de la Policía, se logran estas capturas, las cuales se suman a las 1.450 que, desde el mes de enero hasta la fecha, se han dado en el departamento en materia de microtráfico. Entre 2016 y 2019, se han obtenido más de siete mil capturas en relación a este delito.

Esta ofensiva nos permite continuar consolidando a Cundinamarca como uno de los tres departamentos más seguros del país y el primer departamento en operatividad que tiene Colombia, donde la tasa delictiva viene a la baja. Según el Observatorio de Seguridad y Convivencia de Cundinamarca, en lo corrido de esta administración, cada 30 días se desarticula una banda dedicada al microtráfico en el departamento, arrojando 410 personas procesadas, además de 7.724 capturas por distribuciones individuales.

Tomado de Prensa Gobernación