En la Plaza de la Paz de la Gobernación de Cundinamarca, cerca de 500 funcionarios hombres se dieron cita para comprometerse de forma individual con el movimiento internacional He for She, en el cual hombres y niños se convierten en defensores y garantes de los derechos de las niñas y las mujeres.

“Los hombres somos quienes principalmente ejercemos la violencia contra las mujeres, por eso al unirnos a este movimiento sentamos un precedente de género que corta con las manifestaciones culturales machistas”, afirmó Lucas Calderón, representante de la Consejería Presidencial para la Equidad de Género.

Este movimiento involucra a los hombres y niños como agentes de cambio para la reivindicación de los derechos de las mujeres, animándoles a tomar medidas grandes y pequeñas, desde el hogar y el trabajo, contra las desigualdades que enfrentan las mujeres y las niñas.

El conferencista Javier Omar Ortiz destacó la necesidad de modificar comportamientos machistas que surgen desde el hogar y evitar normalizar canciones y dichos que promueven la inequidad. Al finalizar los hombres armaron con carteles una figura que desde el aire visibilizó el símbolo de las mujeres

En Cundinamarca, más del 50% de la población es femenina y solo durante el año pasado se presentaron 3.981 casos de violencia interpersonal contra las mujeres, conductas que reprochamos unánimemente y enfrentamos de manera decidida.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca