Desde el pasado 16 de febrero se dio a conocer la difícil situación que estaba atravesando el municipio de Facatativá ante la ruptura de un tubo que conducía petróleo o derivados y afectó el abastecimiento del servicio de agua.

Desde la semana pasada se ha evidenciado, cómo la población civil del municipio de Facatativá ha estado afectada por una contaminación del agua; esto a raíz que, al parecer presuntos desconocidos, afectaron el oleoducto que conduce gasolina y derivados del petróleo. Este corte se generó en el punto de Salgar Mansilla, el cual contaminó la quebrada de la pava y por consiguiente el río de los andes, donde se encuentra el embalse del acueducto de Facatativá, que proporciona el servicio de agua.

El corte de servicio del acueducto afecta a más de 150.000 personas y esto ocasionó que el fin de semana del 20 de febrero, varias personas de los barrios Chicó, Cartagenita y Manablanca se tomarán la calle 13 en protesta, al no tener servicio de agua por varios días, a pesar que la alcaldía gestionó la ayuda de carrotanques que tuvieron algunas demoras en la atención.

A la fecha, se estima que continúen los ejercicios de descontaminación y retención de los derivados del petróleo; el gerente del acueducto de Facatativá, en compañía del Alcalde Guillermo Aldana, hacen un llamado a la tranquilidad toda vez que están más de 120 empleados de la empresa del acueducto trabajando para restablecer el servicio lo más pronto posible, se espera que con las barreras oleofílicas, se logre estabilizar los niveles de agua .

Noticia en Desarrollo….

Por: Andrés David Patiño López