En horas de la mañana se presentó un cacerolazo en las oficinas de Transmilenio por conductores de los vehículos de la entidad, los cuales están en contra de varias medidas que el distrito dispuso.

SONY DSC

Las razonas por las cuales salieron a manifestar estos funcionaros son:

  1. El desmonte descoordinado de las rutas, sin que se hayan recogido los vehículos con anterioridad, lo cual, según ellos, ha afectado sus ingresos en medio de la pandemia.
  2. Fallas en el proceso de retiro de la flota.
  3. Demoras en el proceso de pago de los vehículos chatarrizados, trámites inoficiosos, falta de celeridad y eficiencia en los procesos.
  4. Pagos injustos por los automotores; tanto de los vehículos que paga Transmilenio (decreto 068), como los que pagan otros operadores, ya que según el gremio no les ofrecen garantías.

Tomado de: El Espectador