Con la visita de 188 pequeños, estudiantes del jardín social Villa Paúl, el alcalde del municipio, Daniel Bernal, comenzó la entrega de 1.545 uniformes a los niños y niñas más vulnerables del municipio, quienes reiniciarán sus clases en el modelo de alternancia educativa.

“Tomamos una decisión que fue importante a nivel Cundinamarca, fuimos el primer municipio que habilitó, una vez más, los jardines sociales con un único objetivo: que ustedes que tienen que trabajar, puedan dejar a sus niños en un lugar donde puedan estar tranquilos porque se los vamos a cuidar muy bien; por eso les doy la bienvenida”, afirmó el alcalde Bernal. 

Los uniformes, que cuentan con un diseño a la vanguardia de los mejores colegios del mundo, serán utilizados por los niños en edad de primera infancia con escasos recursos económicos; estos constan de saco, pantalón o falda, camisa blanca, corbata o corbatín y sudadera completa.

Además de los uniformes, las familias recibieron la noticia del retorno a clases bajo el modelo de alternancia, una nueva oportunidad para que los estudiantes compartan con sus profesoras y compañeros, disfrutando del regreso a clases, con el estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad, después del aislamiento obligatorio causado por la pandemia del Covid-19.

La jornada de entrega de los uniformes, que inició este lunes 22 de febrero, continuará durante toda la semana en los demás jardines sociales, de acuerdo con el calendario entregado a los padres de familia.

Adicionalmente, los estudiantes serán recibidos en espacios renovados en cuanto a su infraestructura, imagen, colores, adecuación de la señalética, mantenimiento preventivo e instalación de sistemas de desinfección, para continuar aprendiendo, además de inglés, cátedras como el respeto por su municipio y el medio ambiente, necesarias para su formación.