Conocer a un piloto militar y un avión por dentro, era el sueño de Carlos Felipe Álvarez, un niño de 10 años perteneciente a la Fundación Planeta Amor, que logró hacerlo realidad gracias a la gestión de la Fundación Internacional Make a Whish y a la Fuerza Aérea Colombiana.

Muy temprano en la mañana y luciendo un lindo uniforme de aviador llegó Carlitos a CATAM, la emoción se reflejaba en su rostro y no demoró en empezar a preguntar por cada cosa que veía. El Comandante de la unidad, Señor Brigadier General Donall Tascón le dio la bienvenida y agradeció su visita, posteriormente el Mayor Andrés Martínez, Piloto del avión Hércules C-130 lo invitó a la aeronave para enseñarle la cabina y el funcionamiento de la misma.

Planeta Amor es una fundación de la ciudad de Bogotá que ayuda a pacientes portadores de VIH, para continuar sus tratamientos, facilitándoles también vivienda , alimentación, educación y las condiciones para reintegrarse a sus familias, cuando por diferentes circunstancias se encuentran apartados de ellas. En esta ocasión, cumpliendo el sueño de un niño huérfano que admira a las damas y caballeros del aire de la Fuerza Aérea Colombiana y que sueña con ser piloto.

Fuente: Prensa CATAM